: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/direcfie/public_html/includes/common.inc on line 1782.
: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/direcfie/public_html/includes/common.inc on line 1782.
Entre realismo y fantasía... | Amor, sexo, fiestas y sexualidad


Sitemap
Despedidas de Soltero Todo para organizar tu despedida de soltero o soltera.
Anuncios gratis Servicio de anuncios en español de forma gratuita..
Webcams sexo Webcams de sexo con chicas y chicos de todo el mundo.
Webcams sexo gratis Gente con sus webcams.
Sexo Todo sobre sexo. Enlaces, fotos y videos gratis.
Sexo y Masturbación Artículos sobre sexo, sexualidad y masturbación.
Posiciones Sexuales Posturas y posiciones de sexo comentadas.
Kamasutra Posiciones sexuales del Kamasutra.
Kamasutra Kamasutra animado.
Directorio Porno Enlaces de pornografía categorizados.
Strippers en Valencia Strippers para despedidas de soltero.
Acompañantes Acompañantes y scorts en España.
Buscador Porno Buscador de pornografía con directorio por categorías.
Sexualidad Artículos de sexo y sexualidad por sexólogos.
Pornografía Todas las respuestas sobre pornografía.
Putas y Prostitución Noticias y artículos sobre prostitución. Putas famosas.
Putas en Europa Artículos y noticias sobre la prostitución en Europa.
Directorio Sexo Enlaces de sexo por categorías.
Viajar a China Guías españoles te aconsejan en tu viaje a China.
Fotógrafo de books Fotografo para books de modelos y artistas en Valencia.
Buscador Sexo Buscador de sexo gratis.
Fiestas y Eventos Festividades y recursos para organizar acontecimientos especiales.

Syndicate

XML feed

User login

Entre realismo y fantasía...

admin @ Thu, 2006-02-23 19:00

Si algo caracteriza a la dramaturgia de Roberto Cossa es su búsqueda permanente de nuevas propuestas estéticas. Primero fue el realismo emparentado con el teatro de Arthur Miller, presente en obras como Nuestro fin de semana (1964) o Los días de Julián Bisbal (1966). Más tarde, textos como La Nona (1977) y No hay que llorar (1979) indagaron en otras formas del grotesco. En cada una de sus obras Cossa profundizó en algo tan inasible como el hecho escénico. ¿Cómo podría definirse, por ejemplo, un poema de la potencia dramática de Ya nadie recuerda a Frederic Chopin? En el mismo sentido, El viejo criado, Gris de ausencia y De pies y manos resultan piezas difíciles de encasillar. Analizarlas supone conservar el misterio, permitir que sigan abiertas a nuevas lecturas y renovados significados.

El tomo Teatro 6 reúne tres obras inéditas: El Saludador, Pingüinos y El caso cien. El Saludador (así, con mayúscula, ya que se trata del nombre del personaje) cuenta una historia que alterna el tono realista con la pincelada fantástica. La acción transcurre en el patio de una casa modesta ubicada en algún barrio de Buenos Aires. El patio termina en un muro de unos dos metros de alto. El dato es importante, ya que encierra algunas de las claves simbólicas de la obra. Ahora bien, ¿quién es el Saludador? Si nos atenemos a los datos que se desprenden del texto, es el marido de Marucha, una mujer cuarentona, y el padre de Vicente, un muchacho que pasó la adolescencia hace tiempo. El Saludador irrumpe en la que fue muchos años atrás su casa y mientras pide milanesas cuenta que pasó su vida saludando a Fidel Castro y sus huestes, al subcomandante Marcos y a las más relevantes figuras religiosas. El Saludador también dice haber estado presente en todos los cambios políticos importantes del planeta. Menos hacerse cargo de su hijo y de su mujer, parece que ha podido con todo. Marucha, en cambio, sólo quiere un aumento de sueldo para su hijo. Cuando se harta de los delirios del Saludador, lo arroja detrás del muro. Pero él siempre regresa.

El Saludador representa a esa clase de argentinos que, mientras sueñan con un pasado glorioso y planean cambiar el mundo, apenas pueden consagrarse a las tareas más inmediatas. Y allí radica cierta impotencia para modificar la realidad y construir, de verdad, un país mejor. El Saludador es también un sueño de Marucha, acaso un fantasma al que cada tanto hay que arrojar detrás del muro para seguir construyendo la propia cotidianidad. La palabra exacta para definirlo es "chanta", cuyo significado alude a una "persona irresponsable que gusta hacer alarde de los conocimientos o de las relaciones que no posee".

El Saludador se sirve de un juego dramático atractivo para el lector, a quien no le cuesta imaginar a ese puñado de personajes atrapados en sus redes de mentiras e imposibilidades, acaso representantes de una clase dirigente que a menudo mezcló sus floridos discursos con la más radical inoperancia sobre la realidad.

Pingüinos, en cambio, es una obra fallida en la dramaturgia de Cossa. Y no sólo porque carece de un planteo dramático potente, sino también porque traza distintas líneas de acción y no desarrolla ninguna. En la pieza -en la que tres jóvenes emprenden un viaje a ninguna parte- todo es estallido y espectacularidad, pero la sutileza y el tono poético de Cossa brillan por su ausencia.

El caso cien es una obra breve, que el autor cree haber escrito en 1967 y que recuperó hace poco. Bernardo toma una botella de whisky por día y escucha las sinfonías de Beethoven. Lo visita Valeri, un hombre que pertenece a Alcoholistas Recuperados, y pretende redimirlo. El tema de fondo es el de la pareja como una de las formas de la soledad, acaso la más cruel. Cossa, con lucidez, señala un padecer contemporáneo: el de los matrimonios que hacen de la indiferencia y del desconocimiento del otro una rutina a la que nadie en su sano juicio se animaría a llamar amor.

This is cache, read story here