: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/direcfie/public_html/includes/common.inc on line 1782.
: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/direcfie/public_html/includes/common.inc on line 1782.
Ideas y conductas... | Amor, sexo, fiestas y sexualidad


Sitemap
Despedidas de Soltero Todo para organizar tu despedida de soltero o soltera.
Anuncios gratis Servicio de anuncios en español de forma gratuita..
Webcams sexo Webcams de sexo con chicas y chicos de todo el mundo.
Webcams sexo gratis Gente con sus webcams.
Sexo Todo sobre sexo. Enlaces, fotos y videos gratis.
Sexo y Masturbación Artículos sobre sexo, sexualidad y masturbación.
Posiciones Sexuales Posturas y posiciones de sexo comentadas.
Kamasutra Posiciones sexuales del Kamasutra.
Kamasutra Kamasutra animado.
Directorio Porno Enlaces de pornografía categorizados.
Strippers en Valencia Strippers para despedidas de soltero.
Acompañantes Acompañantes y scorts en España.
Buscador Porno Buscador de pornografía con directorio por categorías.
Sexualidad Artículos de sexo y sexualidad por sexólogos.
Pornografía Todas las respuestas sobre pornografía.
Putas y Prostitución Noticias y artículos sobre prostitución. Putas famosas.
Putas en Europa Artículos y noticias sobre la prostitución en Europa.
Directorio Sexo Enlaces de sexo por categorías.
Viajar a China Guías españoles te aconsejan en tu viaje a China.
Fotógrafo de books Fotografo para books de modelos y artistas en Valencia.
Buscador Sexo Buscador de sexo gratis.
Fiestas y Eventos Festividades y recursos para organizar acontecimientos especiales.

Syndicate

XML feed

User login

Ideas y conductas...

admin @ Sat, 2005-10-08 03:00

MIENTRAS socialdemócratas y democristianos organizan una coalición para gobernar Alemania, aquí se aplican políticas exigidas por un 5% del electorado. Además, Blanco las explica entre un castizo aluvión de injurias y desplantes. Quienes consideran contrario a la razón e impropio de estadistas que Zapatero y Rajoy discrepen en todo, que gobierno y oposición no encuentren una sola coincidencia, están exagerando. Porque hay un deseo que unos y otros comparten: aniquilar al adversario. ¿Vaya nivel!

La democracia española ha perdido aquel imperativo -base de la pluralidad- que actuó en la transición sobre partidos y ciudadanos, consistente en la voluntad de convivir y de compartir grandes objetivos. Creíamos acabados los dos bandos, las dos Españas «trabadas en una lucha incesante», pero parece que no es así. Vuelven a ser actuales estas lúcidas palabras de Marañón: «Las épocas en que los hombres se enfrentan por sus ideas y no por su conducta, son épocas de regresión. Al hombre superior no le importa rectificar las ideas con tal de mantener intacta su conducta. Al inferior no le importa la conducta, y es capaz de todo con tal de mantener sus ideas».

En cada ser humano hay un espacio anterior a la política en el que están la cortesía, el atardecer, la Sinfonía Pastoral o la ternura. También el impulso de ayudar al débil, el amor, el respeto a la naturaleza o la amistad. Estos sentimientos, creencias o 'principios' son comunes a casi todos los humanos, cualesquiera que sean sus ideas. Es después, cuando el individuo elige su opción política. Un albañil de Orense, una abogada de Madrid y un jubilado de Granollers votan, quizá, a partidos diferentes pero reaccionan igual ante la belleza, el humor o la crueldad. En este espacio moral y cultural se producen las grandes coincidencias. Los factores sobre los que se basa la complicidad humana son casi imposibles en las tiranías, y allí donde reina la miseria y el hambre. En estos casos no hay Beethoven que valga. Pero en el primer mundo, en la España actual, parece irreal que las opciones políticas dividan tan profundamente a los ciudadanos. Entre dos personas a las que una bomba les arrebató un hijo, entre una mater dolorosa y otra, un elemental sentido de lo humano indica que las ideas de cada una o el partido al que votan son circunstancias irrelevantes. Pues bien, ahí tienen a algunas madres españolas en ese trance, enfrentadas en dos bandos. Dum pendebat filius!

Las sociedades sólo son progresistas si lo son los individuos que las forman. Pueden ustedes detectar el progresismo o inmovilismo de un ciudadano, recurriendo a un antiguo procedimiento. No tengan muy en cuenta el partido al que vota, ni la clase social (Engels ya caducó) a la que pertenece. En cambio, observen su conducta. Si cumple estrictamente sus obligaciones cívicas, laborales y fiscales, si no deja de autoimponerse metas, si trabaja con eficacia, si huye de la mentira y la maledicencia como de la peste, si combate ferozmente las recomendaciones y los privilegios, si es tan amable y tolerante con los demás como exigente consigo mismo... estarán ustedes ante alguien progresista. Insisto, vote a quien vote. Y den por expuesto mi diagnóstico contrario en los casos contrarios.

This is cache, read story here