: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/direcfie/public_html/includes/common.inc on line 1782.
: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/direcfie/public_html/includes/common.inc on line 1782.
Nati ya no quiere ser varoncito... | Amor, sexo, fiestas y sexualidad


Sitemap
Despedidas de Soltero Todo para organizar tu despedida de soltero o soltera.
Anuncios gratis Servicio de anuncios en español de forma gratuita..
Webcams sexo Webcams de sexo con chicas y chicos de todo el mundo.
Webcams sexo gratis Gente con sus webcams.
Sexo Todo sobre sexo. Enlaces, fotos y videos gratis.
Sexo y Masturbación Artículos sobre sexo, sexualidad y masturbación.
Posiciones Sexuales Posturas y posiciones de sexo comentadas.
Kamasutra Posiciones sexuales del Kamasutra.
Kamasutra Kamasutra animado.
Directorio Porno Enlaces de pornografía categorizados.
Strippers en Valencia Strippers para despedidas de soltero.
Acompañantes Acompañantes y scorts en España.
Buscador Porno Buscador de pornografía con directorio por categorías.
Sexualidad Artículos de sexo y sexualidad por sexólogos.
Pornografía Todas las respuestas sobre pornografía.
Putas y Prostitución Noticias y artículos sobre prostitución. Putas famosas.
Putas en Europa Artículos y noticias sobre la prostitución en Europa.
Directorio Sexo Enlaces de sexo por categorías.
Viajar a China Guías españoles te aconsejan en tu viaje a China.
Fotógrafo de books Fotografo para books de modelos y artistas en Valencia.
Buscador Sexo Buscador de sexo gratis.
Fiestas y Eventos Festividades y recursos para organizar acontecimientos especiales.

Syndicate

XML feed

User login

Nati ya no quiere ser varoncito...

admin @ Fri, 2005-10-07 07:00

Hace dos años, Nati sacó fuerzas de flaqueza y le contó a sus padres que quería ser mujer. Desde ahí, comenzó la lucha familiar por otorgar a la adolescente la identidad sexual que le corresponde. Como preámbulo de la operación, sus progenitores piden permiso para iniciar el tratamiento hormonal, una solicitud hasta ahora denegada. El argumento judicial es que la patria potestad no es suficiente para semejante transformación. Aunque Nati se aflija, vuelva a llorar, y a nutrir mentalmente ese sueño.

El episodio de “revelación” de Nati pasó a los anales de su corta pero controvertida historia. Tenía escasos 13 años. Era una tarde como tantas otras en Villa Dolores. Nati, sin embargo, no daba más. Sentía que no podía seguir viviendo en ese cuerpo otorgado biológicamente. Menos aún, tapando con un dedo el hecho de sentirse como una mujer. Ella aprovechó que sus padres dormían la siesta y buscó un cóctel de pastillas que guardaba su padre. Como Javier es doctor, Nati podía regodearse. “Saqué tabletas para el corazón, de todo. Por suerte no agarré ningún tranquilizante, que son los peores. Eran como veinte pastillas”. La chica intentó suicidarse pero no pudo. El impulso de terminar con su Vía Crucis dio paso a un profundo sueño. Del que despertó convertida. “Me levanté con una fuerza divina. Sentía que tenía que decírselos. Fui a la pieza de mis padres y me puse a llorar. No podía parar, tardé como media hora. Mi papá me dijo ‘yo sé lo que te pasa, no te sentís varoncito'. Sí, le dije, moviendo la cabeza. Fui corriendo al clóset de mi mamá. Agarré un vestido de lino bien lindo y me presenté de vuelta. Le dije a mi papá ‘¿te gusta?' Él me dijo ‘estás divina'”.

Sus padres comprendieron el secreto mejor guardado de Nati. Al día siguiente, la contactaron con sexólogos y sicoanalistas. El diagnóstico de ellos fue tajante: el nene era transexual.

Nati cuenta que para sus padres fue un shock, aunque ya tenían sospechas del tema. Desde pequeña, ella se diferenciaba del grupo de los varones. Era muy retraída y tenía la voz distinta. Le gustaba jugar a las muñecas y a las casitas.

A los catorce años, la chica cambió los pantalones por vestidos. Quería demostrarle al pueblo quién era realmente. En la escuela siguió con tenida unisex. Tenía un par de amigos que se enteraron de su historia. Recuerda que los varones siempre la trataban de forma especial. “No decían malas palabras delante mío. Cada vez que me caía venían y me levantaban de la mano”, dice Nati. En ese colegio, ella tenía un grupo de amigas que venían juntas del jardín. Cuando Nati les contó la verdad, ellas la apoyaron, pero pronto dejaron de visitarla. “De un día para otro, me quedé sola en la escuela”.

Al tiempo, se cambió a otro establecimiento donde asiste hoy. Allí le permitieron ir al baño de mujeres y tomar clases de gimnasia con las chicas. Comenta que todos han tomado bien el tema. Salvo un grupo que dice cosas a sus espaldas. “Que soy puto, prostituta, mil estupideces que inventan. No tienen por qué tratarme así. Yo soy buena compañera, no molesto a nadie y les presto todo”.

Hoy la cordobesa amaneció más contenta. Sus abogados le dieron una buena noticia. En noviembre irá a conversar directamente con el juez. Para Nati, todo lo que acelere su proceso de conversión es positivo. No ve la hora de cumplir 18 años. A esa edad recién podrá realizarse una vasectomía. “Yo me operaría ahora mismo -asegura esperanzada-. Si me dicen te hacemos la vasectomía despierta, yo acepto. Aunque sea sin anestesia. Yo le pido a la justicia que sean rápidos. En mi caso el tiempo es oro. Me siento atrapada en un cuerpo que no es mío”.

Ella quiere someterse a un tratamiento hormonal. Busca adecuar el cuerpo a la operación. También impedir que salgan más vellos. “En cualquier momento puede venir la pubertad más fuerte -dice Nati algo alerta-. Por suerte, todavía no me ha salido barba. Si me aparece, será irreversible”.

This is cache, read story here